04
Jun
09

claro que hay jovenes bebiendo sin saber el daño que eso les causa,¿pero sabran salir de hay?,aqui tenemos los testimoniosde algunos que si pudieron,y no solo eso si no que se atrevieron a contarlo

Andrés llegó a beber alcohol de 96 grados. Eso fue una noche en la que se levantó y no encontró ningún licor para calmarse el ansia. El ansia la aplacó pero la sensación de quemazón no se la quitó nadie. El alcohol le marcó el tiempo, el espacio y la voluntad durante más de diez años. Andrés empezó a aficionarse a la espuma de la cerveza y al calor del güisqui con 15 años. Ahora tiene 27 y si en algún momento, cuando era adolescente, alguien le hubiera dicho que un día iría caminando hacia la sede de Alcohólicos Anónimos y reconocería ante 20 ó 30 alcohólicos más que él también lo era no le creeria.

Cada año entran más jóvenes en Alcohólicos Anónimos. Algunas encuestas internas de la organización señalan que el número de miembros menores de 25 años se ha multiplicado por cuatro en el último lustro. Cada vez más jóvenes y cada más machacados. «Yo llegué desesperado. Me pasé el fin de semana bebiendo, pero resistía tanto el alcohol que me tragaba litros y litros y no me emborrachaba. Llevaba muchos años así».

Andrés entró en Alcohólicos Anónimos cuando cumplió los 24 años. «Entré como todos, cansado de las mentiras, de pedir prestado dinero para bebérmelo. Era incapaz de afrontar las responsabilidades sin una copa. El día que vine a Alcohólicos Anónimos me bebí una litrona porque no tenía valentía para enfrentarme a otra gente sin algo de alcohol»

En este caso supo parar ¿pero a que precio?¿quien sabeque daños le habra causado el alcohol de 96 grados?

Aqui vemos como otro joven cuenta que el bebia para perder la timidez

“A mí beber me hacía perder la timidez y relacionarme con la gente. Nadie bebía en mi casa aunque en mi familia ha habido alcohólicos”. Carmen se metió el primer trago cuando rondaba los 17 años. Y desde entonces no paró hasta los 22.

Carlos es un caso extremo porque empezó a beber a los 10 años. “La primera borrachera me cogió con doce o trece años. Cuando la bebida no da problemas nunca piensas que hay algo que solucionar, pero cuando te emborrachas, sufres un accidente, pierdes un empleo o te peleas, entonces sí piensas”:

“tengo que solucionarlo”.

¿mas vale tarde que nuca no?

La mayor parte de los alcohólicos jóvenes encuentra en las copas el mejor salvoconducto para reírse con los demás. «Los alcohólicos jóvenes son distintos a los mayores. Ellos iban de chato en chato de vino hasta que se emborrachaban y así durante 20, 30 ó 40 años. Hay gente aquí que deja de beber con 50 ó 60 años y más o menos aguanta. Para los jóvenes es distinto, porque se machacan con todo tipo de bebida. Se mezcla alcohol y drogas. Una vez me cogí un pedo tan grande que casi llego en coma etílico al hospital. Tuve que dejarlo porque el médico me advirtió que me moría. Yo jamás hubiese durado tanto como los viejos

Anuncios

0 Responses to “”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




junio 2009
L M X J V S D
« May    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Recent Entries


A %d blogueros les gusta esto: